Tecnología

Reducir pérdidas y mejorar imagen y fidelización con productos a punto de caducar

Figura 1. El proceso de finalización de una compra puede ser un buen momento para ofrecer productos con ofertas que supongan una última oportunidad.
Figura 1. El proceso de finalización de una compra es un buen momento para ofrecer productos con ofertas que supongan una última oportunidad.

Los supermercados tienen la obligación de vender los productos frescos con un margen de tiempo suficiente como para que puedan ser consumidos. Por este motivo, si un alimento está a punto de caducar debe ser retirado, lo que lleva a que cada año se tiren a la basura más de 50.000 toneladas de alimentos frescos. Es comida que nadie aprovecha y es una pérdida económica para el supermercado.

En la tarde del sábado fui a comprar a mi supermercado habitual (superSol) y cuando me encontraba en la caja para pagar mi compra me ofrecieron algunos productos que caducaban el lunes con un descuento de entre el 50% y el 65%. Eran productos que podía consumir ese mismo sábado y/o domingo, como un par de cañas de chocolate, que en lugar de pagar por ellas 1,38 euros pagué 0,50 euros. Las compré y me las comí minutos más tarde, estaban buenísimas y en perfecto estado. Fue una gran compra.

Antes de tirar un producto es mejor aplicarle un descuento importante para darle salida y reducir la pérdida. Algunos puntos a destacar de esta técnica concreta son:

  • No se trata de ubicar estos productos en una zona de oportunidades o en una zona de ofertas. Se ofrecen en caja, cuando la predisposición a pagar es completa.
  • Sólo se ofrecen uno o dos productos, evitándose la impresión de que hay muchos en esta situación y creando una mayor sensación de última oportunidad.
  • Estos productos te los ofrece personalmente el cajero/a en un momento de cercanía y confianza. Es como si tu cajero/a te ofreciese una promoción de última hora, no lo hace el supermercado (que no es nadie) en un estante, lo hace una persona. La relación mejora.
  • Los productos ofrecidos cumplen la condición de que se pueden consumir antes de la fecha de caducidad y están en perfecto estado.
  • La imagen del supermercado mejora al demostrar que no tiran la comida (o al menos tanta).
  • Se fideliza al cliente gracias a esas ofertas especiales y al trato cercano.

Es una estrategia genial que de alguna forma también puede trasladarse a una tienda online.

Valora el artículo:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Vota ahora)
Loading...
  • Buenas Miguel Ángel,

    interesante artículos sobre como dar salida a productos que van a caducar. Yo, Alberto, me encuentro en Finlandia, y es una práctica habitual reducir un 20% los productos que caducan en uno o dos días. Están en las mismas zonas, no se disponen en sitios especiales o el cajero no es el que los ofrece. Simplemente un etiquetado indica sobre ello. Claro… que aquí la sociedad no es muy habladora… quizás es mas fácil poner una etiqueta que intentar a que se arranquen a hablar y promocionar productos hehehehe En cualquier caso, tenemos una infografía desarrollada en el blog bajo el post “Controles de un supermercado independiente”. Si te apetece darte una vuelta y echarle un vistazo… verás las estrategias existentes para prevenir la pérdida. Un saludo.