Tecnología

Cómo atacar a la competencia regalándole followers falsos en Twitter (y cómo defenderse)

Una de las cosas que más desprestigian a cualquier usuario de Twitter es que se haga público que un porcentaje elevado de sus followers o seguidores es falso. Una mala estrategia cuyo único fin es aparentar ser popular y que no produce otro efecto que críticas, especialmente si se trata de un político, artista o personaje popular. Por ejemplo, que se publique que más de la mitad de los followers de Mariano Rajoy son falsos le resta credibilidad.

¿Y cómo se consiguen esos followers falsos? Se compran. Ya hace un año realicé el experimento de comprar followers falsos para mi mismo y saber cómo funcionaba y contarlo. No me gustó nada la experiencia. Deshacerte de 1.000 followers falsos porque sólo era un experimento es un trabajo aburrido y una pérdida de tiempo. Pero bueno, había que saber cómo funciona.

La cuestión es que normalmente se compran followers falsos para uno mismo, pero lo sorprendente es que también podemos comprar followers falsos para otros con el fin de perjudicar su imagen, de atacarlos.

Ahora he ido más allá en otros de mis experimentos. No he comprado followers falsos para mi, esta vez, los he comprado para otro, aunque ese otro es una cuenta de Twitter que gestiono yo para hacer pruebas. Que nadie se asuste, es un experimento en un entorno controlado. A continuación, lo cuento todo paso a paso, a modo de tutorial, si antes me prometes que no lo pondrás en práctica nunca.

Cómo atacar a la competencia enviándole followers falsos en Twitter

La víctima del ataque en este experimento que he realizado es un perfil de Twitter que gestiono y está abandonado. Lo vemos en la figura 1. Como podemos comprobar, tiene cero tweets y cero followers, aunque para darle realismo, luego publiqué dos tweets y seguí a 25 personas, pero continuaba manteniendo cero followers.

Figura 1. Usuario de Twitter que será atacado.
Figura 1. Usuario de Twitter que será atacado.

Si queremos comprar followers falsos para nosotros, existen varias herramientas, pero algunas necesitan nuestra contraseña de Twitter, que previamente habremos cambiado “por seguridad” (seguridad cero). Sin embargo, si vamos a comprar followers falsos para otro, obviamente, no sabremos su contraseña, así que acudimos a herramientas de compra de followers falsos que no piden contraseña, como es FastFollowerz (figura 2), que dispone de varios planes, para todos los bolsillos.

Figura 2. FastFollowers, herramienta para la compra de followers.
Figura 2. FastFollowerz, herramienta para la compra de followers.

Es fácil, sólo hay que elegir cuántos followers falsos quieres comprar y rellenar un formulario con: nombre del usuario afortunado que recibirá sus nuevos followers falsos, nuestro email y una contraseña de acceso a FastFollowerz. Se paga con PayPal y listo, a esperar. Para este experimento contraté 100 followers por 13,98 dólares, cuyo tiempo de entrega es inferior a 12 horas. El proceso de FastFollowerz es muy formal.

Figura 3. Estado del pedido de 100 followers falsos.
Figura 3. Estado del pedido de 100 followers falsos.

En pocas horas, la cuenta de la víctima (recordemos que era mía) tenía 120 followers más, lo vemos en la figura 4. Fue realmente rápido, un buen servicio porque compré 100 y me regalaron 20.

Y recordemos que no he necesitado ningún dato especial, ni hacer nada especial, sólo proporcionar el nombre de la cuenta a la que quería añadir más followers, que puede ser la nuestra o la de otro.

Figura 4. Resultado después de comprar 100 followers.
Figura 4. Resultado después de comprar 100 followers.

Finalizado el proceso, FastFollowerz actualiza el estado del pedido a “entregado”. Ver figura 5.

Figura 5. Pedido finalizado.
Figura 5. Pedido finalizado.

Fin de la compra de followers para enviar a la cuenta que quieras.

Cómo saber cuántos followers falsos me siguen en Twitter

Llega el momento de analizar el daño ocasionado a la víctima de nuestro experimento. Para conocer cuántos followers falsos tiene usaremos Fake Follower Check, de Status People. El resultado lo vemos en la figura 6. El 25% son followers falsos y el 75% son buenos. Esto es, de los 120 followers recibidos, 30 son falsos.

Lo cierto es que no está tan mal como nos gustaría (teniendo en cuenta el objetivo), confío en que si compramos 1.000 ó 10.000 followers habrá más falsos.

Figura 6. Porcentaje de followers falsos en la cuenta de Twitter de la víctima.
Figura 6. Porcentaje de followers falsos en la cuenta de Twitter de la víctima.

Cómo defenderme eliminando los followers falsos de Twitter

Ahora vamos a ponernos en el lado de la víctima. ¿Cómo eliminamos los followers falsos?

Una vez hemos utilizado la herramienta anterior para detectar rápidamente cuántos followers falsos tenemos, existen varias opciones, una de ellas es usar la herramienta ManageFlitter.

Gracias a su opción “Ninja Mode”, podemos filtrar los usuarios que nos siguen (followers), no escriben en español (habitual si son followers comprados), están inactivos o casi inactivos. Seguidamente, sólo hay que seleccionarlos y hacer clic en la opción bloquear.

Figura 7. ManageFlitter, herramienta para gestionar followers y following de Twitter.
Figura 7. ManageFlitter, herramienta para gestionar followers y following de Twitter.

También podemos contratar Fakers Dashboard, de Status People, para controlar los followers falsos y bloquearlos fácilmente. Ver figura 8.

Figura 8. Fakers Dashboard.
Figura 8. Fakers Dashboard.

Después de bloquear los usuarios clasificados como falsos, gozaremos de un merecido 0% de followers falsos. Ver figura 9.

Figura 9. Followers falsos eliminados.
Figura 9. Followers falsos eliminados.
Valora el artículo:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Vota ahora)
Loading...