Tecnología

No quiero límites

(Foto: Suvival198)
(Foto: Suvival198)

¿Dónde está el límite? Así se titula uno de los libros de Josef Ajram (@josefajram). “No sé dónde está el límite, pero sí sé dónde no está” es una frase que utiliza a menudo y que pasa a ser título de otro libro suyo. No me gustan los límites, siempre quiero más, aunque con mesura, que en algunos casos es pisoteada por los deseos de llegar más lejos. La cuestión es que hay que tomar decisiones, hay que elegir caminos. Como decía Trinity a Neo en la película Matrix: “Conoces ese camino. Sabes exactamente dónde acaba. Y yo sé que no es dónde quieres estar”. Hay caminos con límites. No se puede volar libremente con límites, como un pájaro en una jaula. No me gusta la respuesta “no se puede” cuando en realidad “sí se puede”. Esos límites innecesarios que nos ponemos. El camino con límite, ese que ya conocemos, es la zona de confort. ¿A dónde lleva el otro camino? No estoy seguro, quizás donde tú quieras, quizás hasta el infinito y más allá, hay que andar para descubrirlo, o volar. Y ya lo decía Julio Iglesias en su canción:

Llegar a la meta cuesta
te cuesta tanto llegar
y cuando estás en ella
mantenerte cuesta más.

Procura no descuidarte
ni mirar hacia detrás,
o todo lo conseguido
te lo vuelven a quitar.

Aquí no regalan nada
todo tiene un alto precio
peldaño que vas subiendo,
peldaño que hay que pagar.

Aquí hay que bailarlo todo
sin perder jamás el paso
te suelen soltar la mano
si ven que hacia bajo vas.

Vuela amigo, vuela alto
no seas gaviota en el mar.
Vuela amigo, vuela alto
no seas gaviota en el mar.

La gente tira a matar
cuando volamos muy bajo.
La gente tira a matar
cuando volamos muy bajo.

Amigo aproveche el viento
mientras sople a tu favor
que el aire te lleve lejos
cuanto más lejos, mejor.

Que aquí el que se queda en tierra
lleva la parte peor
se van cerrando las puertas
te van negando el adiós.

Valora el artículo:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Vota ahora)
Loading...
  • pamela

    Vaya que tu publicación fue como una respuesta esperada, yo tampoco quiero límites, tengo mucho miedo de los cambios pero tengo la seguridad que me llevarán a nuevos horizontes…

  • Hay que aventurarse, Pamela, aunque con cautela y sensatez, o al menos, con toda la que se pueda. Contar con algún apoyo o profesional al lado siempre es bueno.