Tecnología

Libertad y libertinaje en las redes sociales

Hay quien piensa que en Internet hay barra libre y se puede publicar y compartir cualquier información.
Hay quien piensa que en Internet hay barra libre y se puede publicar y compartir cualquier información. (Foto: Gisela Giardino)

Las redes sociales se han convertido en el altavoz que muchos necesitaban para desahogarse, caiga quien caiga, sin tener en cuenta la diferencia entre libertad (de expresión) y libertinaje. Javier Martínez (@javisagan) publicaba hoy en Twitter una frase que resume muy bien la situación: “¡Dicen que no hay libertad en Twitter! Curioso. Algunos la ejercen hasta tal punto que vulneran los derechos de los demás“.

Ejemplos de delitos en redes sociales

El 5 de agosto de 2013, un hombre publicó en Facebook:

“Hola chicos y chicas casi nunca uso Facebook pero esta mañana después de pasar el peor fin de semana de mi vida se lo tengo que contar a la gente lo jodido que estoy al descubrir a mi mujer. Acostándose con un moro después de jurarme que eso era mentira. Un saludo a todos.”

Se estaba desahogando, caiga quien caiga, aunque el que cayó fue él. Fue condenado por una falta de vejaciones injustas, según el artículo 620.2º del Código Penal. La Sentencia de 4 de febrero de 2014 le condenó a una pena de 6 días de localización.

Una joven, muy molesta con ciertos políticos o partido político, publicó en Twitter varios mensajes, entre ellos estos:

“Que alguien llame a los GRAPO para que vuelvan que a Gallardón le está saliendo la vena nazi”

“Que vuelvan los GRAPO… necesitamos una limpieza de fachas urgente”

“Prometo tatuarme la cara de quien le pegue un tiro en la nuca a Rajoy y otro a De Guindos”

Tras un acuerdo entre su defensa y el fiscal, llegaron al acuerdo de una pena de un año de cárcel y siete de inhabilitación absoluta para ejercer cualquier empleo o cargo público al servicio de la Administración, habiendo sido acusada de ensalzar a los GRAPO en Twitter. Con este acuerdo evitó los dos años de prisión y los ocho de inhabilitación.

Los medios de comunicación están llenos de noticias como estas en las que podemos leer multitud de condenados por diversos delitos o faltas, siendo la clase política el objetivo preferido de estos usuarios. Un condenado a pagar 240 euros por amenazar con “degollar” a Cascos en Twitter, un condenado a pagar 1.300 euros por llamar “puta” a Cifuentes en Twitter, un condenado a pagar 200 euros por amenazar a Rosa Díez en Facebook, incluso un condenado a tres años por justificar el holocausto en Facebook que podrá evitar si sigue un programa educativo.

Y esto no sólo ocurre en España, hay casos en Brasil, Arabia Saudí o Estados Unidos, donde una joven fue condenada a seis meses de prisión por amenazar en Twitter a Barack Obama.

Conclusión y barra libre

Internet es un medio que ha puesto al alcance de todos la posibilidad de publicar y compartir todo tipo de contenido con una facilidad que no requiere saber nada en especial, ni una mínima idea de la legislación. Hay quien cree que lo que hay en Internet es de todos y que en Internet se puede publicar de todo y no pasa nada. Barra libre. Éstos son quienes han visto en Internet, desde sus pantallas, quizás escondidos en sus cuartos, un medio para darle rienda suelta al libertinaje verbal y visual, pero Internet no es virtual, lo virtual no existe. Internet existe, es real y está sometida a una legislación y es sólo tuya la responsabilidad de conocerla y cumplirla.

Quizás sea necesario incluir de forma oficial en algún punto del plan educativo alguna materia sobre legislación, algo básico, pero imprescindible. Porque se dice que el desconocimiento de la ley no te exime de su cumplimiento, pero así también hago yo leyes. Hay que darlas a conocer, como digo, al menos lo más básico o habitual en lo que en cada momento y a cada uno le competa. Si es joven, pues lo más básico relacionado con Internet y redes sociales, por ejemplo.

Valora el artículo:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 3,50 de 5)
Loading...