Para Niños

Sólo pensando diferente se puede crear un mundo diferente

Mark Zuckerberg junto al lema de Facebook: "Muévete rápido y rompe cosas".
Mark Zuckerberg junto al lema de Facebook: “Muévete rápido y rompe cosas”.

Una vez me contaron un interesante caso en el que un niño de sólo 3 años reprendió a su madre porque ésta no le entregó un papel que el niño tenía que llevar a clase. Este niño estaba muy enfadado porque no había podido completar una tarea por culpa de su compañera de trabajo (su madre en este caso). Es lo mismo que ocurre en el trabajo de los adultos cuando tenemos que hacer algo que depende de un compañero o departamento, si fallan, fallamos, tenemos bronca del jefe y los compañeros empiezan a mirarnos. Una situación muy incómoda que todos queremos evitar, pero como es un niño, no tiene importancia. Ya, la misma que si te ocurriese a ti.

Otra historia. La otra noche, cuando le contaba un cuento para dormir a mi hija de 3 años, momento de confidencias, me trasladó su preocupación porque un niño le había dicho “tonta”. Para nosotros esto no tiene importancia porque ya sabemos que es normal entre niños, están explorando el lenguaje y dicen de todo sin sentido. Pero a ella le había afectado igual que si a ti un compañero del trabajo te insulta y luego empiezas a darle vueltas por la noche sobre por qué sucedió.

Estas dos historias ponen de relieve algo muy importante. Con sólo 3 años tienen las mismas preocupaciones relacionadas con su trabajo (el colegio) que tú de adulto en tu trabajo. Son pequeños adultos.

Un niño de 2-3 años ya puede preparar algunas cosas en cocina, elegir su ropa, manejar a la perfección un iPad y YouTube para aprender mucho más, manejar el touchpad de un portátil, hacer fotos con su móvil, etc. Algunas de estas cosas no las saben hacer algunos adultos. Los niños tienen capacidades para ir mucho más rápido en el aprendizaje y con mayor grado de madurez de lo que creemos. A los 5 años el cerebro ha alcanzado el 90% del tamaño adulto.

Sólo pensando diferente se puede crear un mundo diferente y el mundo está en continuo cambio. Los niños deben tomar ahora caminos formativos alternativos para ser competitivos hoy y mañana. Caminos donde todo puede ser posible, caminos donde el “no” no existe y donde “equivocarse” es bueno.

Sólo pensando diferente se puede crear un mundo diferente. Piensa en Uber contra los taxis. Los taxis en huelga y sin evolucionar. Uber invirtiendo en el futuro con coches autónomos. ¿Dónde está el futuro, en los taxis o la tecnología de los coches autónomos? He aquí la importancia de pensar diferente y mirando al futuro. Un pensamiento que debe inculcarse desde pequeños. En Facebook lo tenían claro con su lema “muévete rápido y rompe cosas”.

Sólo pensando diferente se puede crear un mundo diferente. Creo que nadie tiene dudas del impacto en nuestras vidas de Bill Gates (Microsoft), Steve Jobs (Apple), Larry Page y Serguéi Brin (Google) y Mark Zuckerberg (Facebook), por citar algunos.

 

Valora el artículo:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...