Tu negocio, tu sitio web, tu blog y tus redes sociales deben trabajar en equipo

08/03/2013
Miguel Angel Acera
Lectura: 3 minutos

Las cuatro patas

Si realmente quieres que tu negocio tenga éxito, que logres los objetivos propuestos, la fórmula es simple: tu negocio offline, tu sitio web, tu blog y tus redes sociales deben trabajar en equipo. Todos ellos deben trabajar en la misma dirección. Si cada uno va por libre o uno de ellos se sale del trabajo de equipo, el cumplimiento de los objetivos se hace más difícil o imposible.

Un ejemplo típico es aquel en el que se anuncia un producto en un banner y al hacer clic en él se accede a la página principal del sitio web, en lugar de a la página del producto. Dado que el usuario no llega al contenido esperado, abandona. En este ejemplo, la publicidad y la página de destino no están trabajando en equipo para conseguir el objetivo.

El contenido de cada pata

Y cada una de estas grandes patas está compuesta por otras partes. Por ejemplo, el sitio web está formado por: diseño, experiencia de usuario, programación, etc. La presencia en redes sociales estará formada por unos contenidos, un estilo de escritura, un enlazar a esto o a lo otro por cierto motivo, etc.

Sigo con el ejemplo anterior. Si un banner anuncia un producto y haciendo clic en él sí lleva a la página del producto, hasta el momento todo está correcto. Pero si la página del producto muestra la información con una organización desastrosa que dificulta su compra, ahora fallaría la organización de la información. Las partes de la pata “sitio web” no trabajan en la misma dirección que el resto del equipo y los objetivos serán difíciles de conseguir.

Las personas

Y en todo esto hay personas, los empleados, quienes también cumplen un papel importante en las medios sociales, especialmente cuando cuentan con una marca personal, lo que supone un valor añadido o plus para la empresa.

Un empleado con marca personal proyecta confianza, cuenta con usa serie de seguidores y una reputación que lo revaloriza. Un comentario acerca de la empresa en la que trabaja puede tener más valor para otros usuarios que si lo publica la propia empresa. Por ese mismo motivo, su poder de captación es un atractivo.

Igualmente, si uno de estos empleados se convierte en un reconocido deportista, también será un valor añadido más. ¿A quién no le gustaría decir que uno de sus empleados consiguió un importante logro deportivo?

No debemos olvidar que la reputación online de los empleados afecta a la empresa, tanto en positivo como en negativo.

No tener presente lo que he explicado hasta ahora lleva a situaciones desastrosas, como empresas que en lugar de promocionar la gran labor de sus empleados y fortalecer así la propia imagen de la empresa presumiendo de su potencial humano, promocionan la labor de otros profesionales.

¿Cuáles son las consecuencias?

  • Los empleados no se sienten valorados por la empresa y se acentúa el riesgo de que grandes profesionales cambien a otra compañía donde sí se los valore.
  • La imagen de la empresa será más débil frente a la competencia cuando ésta última sí haga alarde de sus excelentes empleados.

Estos artículos también te pueden interesar:

Comunadis: tu comunidad en un clic

Perfil profesional T, vertical, horizontal y punto

La historia de las almendras garrapiñadas

¿Qué puedes aprender de Flappy Bird?

3 claves del éxito de Manhattan Comics

Publica tu comentario

Los comentarios enviados serán publicados después de ser aprobados, por lo que no aparecerán inmediatamente.

 

Etiquetas: ··

emprendedores marketing-online

08/03/2013 - Miguel Angel Acera en Google+