Profesor en EAE Business School, Escritor en Anaya Multimedia, Fundador de Adulame, Seindor y PublicacionesDidácticas.

El tiovivo de enero a julio de 2013

13/08/2013  |  Por: Miguel Angel Acera  |  Puedes leerlo en 5 minutos.

Son escasos los artículos que publico de carácter personal y este me apetece que lo sea porque llevo más de 21 días sin escribir en el blog, cuando solía escribir a diario, debido a la ya insostenible gran actividad en la que me había embarcado. Pero ya está, ya se detuvo el tiovivo que fue tomando cada vez más velocidad desde enero hasta julio. Ahora, aprovecharé el mes de agosto para reflexionar sobre todo lo aprendido, que ha sido mucho. En este artículo adelanto algunas notas. Y así, empezaré una nueva etapa a partir de septiembre.

Figura 1. Algunos de los libros leídos y que estoy leyendo actualmente.

Figura 1. Algunos de los libros leídos y que estoy leyendo actualmente.

No parar de de leer

Es rarísimo que lea novelas, sólo leo libros de estudio o sobre experiencias de otros profesionales porque sólo me interesa leer para aprender. En estos siete meses he leído varios libros de los que he aprendido mucho:

  • #Annoyomics“, el libro de Risto Mejide (@ristomejide) sobre el arte de molestar. Si bien es cierto que si cuando hablas nadie se molesta, no has dicho absolutamente nada, hay que tener mucho cuidado en que esa molestia no se convierta en insulto gratuito, algo fácil de conseguir si no se tiene suficiente práctica.
  • Un click“, libro de Jeff Bezos. Hay que mejorar continuamente pensando en el consumidor.
  • Así se manipula al consumidor“, libro de Martin Lindstrom. Somos muy simples y por eso es fácil vendernos productos. ¿Sabías que si en un anuncio el vaso de un refresco tiene gotitas se vende más? ¿Conoces el marketing nostálgico?
  • Hazlo distinto y disfruta“, libro de William C. Taylor. Me quedo con la historia de Swatch y la pregunta “¿por qué no podemos diseñar un reloj bonito, barato y de calidad, y fabricado en Suiza?”.
  • Niños ágiles“, libro, de Shirly Ronen Harel y Dan Kovatch. Estoy convencido, y cada vez más, de que a los niños se los suele tratar en exceso como a niños, mientras que su potencial es enorme y pueden responder con mayor madurez y haciendo un mayor uso de su inteligencia. De hecho, el interés creciente por la programación y la lógica para niños está ahí por algo.
  • La aventura de emprender“, libro de Ángel María Herrera (@angelmaria). Lo leí en el momento perfecto, cuando el tiovivo giraba más rápido. Los puntos comunes que he tenido con la trayectoria de Ángel, y que explica en el libro, han sido como mirarse al espejo. Los puntos no comunes, las ausencias de espejo, han sido como un “esto es lo que debiste hacer y no hiciste”. Y estos espejos y ausencias de espejos están en lo personal y profesional. Ha sido genial leerlo en el momento que más lo necesitaba. Dos claves: apuesta fuerte por tu proyecto y rodéate de los mejores.

Otros libros que he leído o estoy leyendo:

  • Productividad para perezosos“, de Borja Prieto. [Leído]
  • Generación de modelos de negocio“, de Alexander Osterwalder y Yves Pigneur. [Leído]
  • Tu mundo en una servilleta“, de Dan Roam. [Leído]
  • El método Lean Startup“, de Eric Ries. [Leyendo]
  • Pep Guardiola“, la biografía. De Guillem Balagué. [Leyendo]
  • Marca personal“, de Andrés Pérez Ortega. [Leyendo]

El vaso lleno

Figura 2. Más vale renunciar antes que sostener en la mano un vaso lleno sin derramarlo..

Figura 2. Más vale renunciar antes que sostener en la mano un vaso lleno sin derramarlo..

Como hacía mención al comienzo del artículo, un tiovivo es la mejor descripción de la sensación que he tenido al final de esta etapa. Y algo de lo aprendido en este sentido ya lo decía Lao Tse:  ”Más vale renunciar antes que sostener en la mano un vaso lleno sin derramarlo.”

He sostenido varias veces vasos llenos, pero por algún motivo ya me cuesta mantenerlos sin derramarlos. Esto no es malo, simplemente he aprendido que hay que saber qué vasos sostener.

La obsesión por el ROI

El ROI (Return on investment , Retorno de la Inversión) se debe calcular a nivel tangible e intangible, directo e indirecto, a corto/medio/largo plazo. Hay que obsesionarse con el ROI y decir sí sólo a aquellos proyectos que proporcionen un ROI por encima de un mínimo aceptable teniendo en cuenta toda la dimensión. Lo demás es perder el tiempo.

La importancia del equipo

Creo que por mucho que se hable de la importancia del equipo siempre seguirá siendo poco. Escuchar, dialogar, participar, colaborar. Son palabras que se pierden. Sin un equipo no se puede llegar lejos y cualquier intento de dar un paso es traumático. Un buen equipo es ya para mi algo imprescindible porque siempre quiero dar un paso más.

Figura 3. Un buen equipo es imprescindible para alcanzar los objetivos y trabajar en un buen ambiente.

Figura 3. Un buen equipo es imprescindible para alcanzar los objetivos y trabajar en un buen ambiente.

Y es importante tener en cuenta que un equipo ya empieza con sólo dos personas y que se puede trabajar con un equipo desde dentro o desde fuera, así que es importante nuestro equipo y el de aquel con el que vayamos a trabajar.

La visibilidad offline

Nos obsesionamos con las relaciones online, pero nunca sustituyen a las offline, éstas son imprescindibles para fortalecer vínculos. Hay que estar físicamente donde haya que estar.

El relax, la familia y los amigos

Trabajar en exceso pasa factura a tu cuerpo y te aleja de la familia y los amigos. Incluso puede llegar a alejarte de otros proyectos. Es vital poner orden en las prioridades porque no se puede dejar de vivir por trabajar.

Figura 4. Yo haciendo esquí acuático.

Figura 4. Yo haciendo esquí acuático el pasado fin de semana.

El día tiene 24 horas, tres jornadas de 8 horas. Una para trabajar, otra para descansar y otra para lo que queramos.

En cualquier caso, los horarios de trabajo deben adaptarse a nosotros siempre que sea posible. Una jornada de 08:00 a 15:00 puede ser más que suficiente. Trabajar más no es más productivo y disponer de suficiente tiempo para descansar, hacer deporte, estar con amigos y familiares, incrementa la productividad.

Hay que aprender a organizarse, asignar prioridades y saber decir no.

@maacera reloaded :-)

 

PD: Me siento genial volviendo a escribir en el blog.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Productividad: mejor dormir que apagar

La reproducción automática de vídeos en Facebook funciona

Productividad: Cómo silenciar a un contacto en WhatsApp

Productividad: Ventajas de usar tres monitores

Office para iPad: probando Word para iPad

COMENTAR
Los comentarios enviados serán publicados después de ser aprobados, por lo que no aparecerán inmediatamente.

 

Etiquetas:

emprendedores

13/08/2013 - Miguel Angel Acera en Google+